Minniemay

Nuestra América 

(Publicado en la Revista Ilustrada de Nueva York, Estados Unidos el 10 de enero de 1981, y en El Partido Liberal, México, 30 de enero de 1981)

José Martí 

José Martí  cree que en estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo en la cabeza, si no con las armas en la almohada, como los varones de Juan de Castellano. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.

Una idea enérgica , planeada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del punto y final, a un escuadro de acorazado. Los que enseñan los puños, como hermanos celosos, que quieren los dos la misma tierra, o el de casa chica, que le tiene envidia al de casa mejor han de encajar, de modo que sean una, las dos manos.

Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire con la capa cargada de flor restallando o zumbando, según lo acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades; ¡ Los árboles se han de poner en la fila para que no pase el gigante de las siete lenguas!.

No les alcanza al árbol difícil el brazo  canijo , el brazo de uñas pintadas pulseras, el brazo de Madrid o de París, y dicen que no se puede alcanzar el árbol.

Si son parisienses o madrileños, vayan al prado, faroles, o vayan al tortoni, de sorbetes. ¡Estos nacidos en América, que se avergüenzan, porque llevan delantal indio, de la madre que los crió , y reniegan! ¡bribones! ¿Quién es el hombre? ¿el que se queda con la madre, a curarle la enfermedad, o el que le pone a trabajar donde no la vean , y vive de sus sustento en las tierras podridas con el gusano de corbata, maldiciendo del seno que lo cargo, paseando el letrero de traidor en la espalda de la casaca de papel? estos desertores que piden fusil es los ejércitos de la América del Norte, que ahoga de sangre a sus indios, y va de más a menos.

¿En qué patria puede tener un hombre más orgullo que en nuestra repúblicas dolorosas de América, levantadas entre las masas mudas de indios, al ruido de pelea del libro con el cirial, sobre los brazos sangrientos de un centenar de apóstoles ?.

Cree el soberbio que la tierra fue hecha para servirle de pedestal, porque tiene la pluma fácil o la palabra de colores y acusa de incapaz e irremediable a su república nativa, porque no le dan su selvas nuevas modo continuo de ir por el mundo de gamonal famoso, guiando jacas de persio y derramando champaña.

Con un derecho de Hamilton no se le para la pechada al potro del llanero.

 

Mayerly Moreira

2do “D”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s